Experiencia en San Francisco & Silicon Valley

La semana pasada acudí a San Francisco como parte de la UK Trade & Investment sharing economy mission, cuyo objeto era estrechar los vínculos entre empresas británicas y norteamericanas del sector. Fueron días de enorme intensidad, llenos de presentaciones y múltiples meet-ups, en los que tuvimos la oportunidad de conocer en primera persona a muchas de las start-ups que están marcando tendencia a nivel mundial.

Del mismo modo fue muy enriquecedor convivir con los compañeros de misión. Las empresas británicas seleccionadas fueron, entre otras, Liftshare (viajes en coche compartido), HiyaCar (alquiler de coches entre particulares), Grubclub (eventos organizados por chefs) o Hassle.com (vendida a Rocket Internet por 32 millones de euros).

Continúo con una especie de diario a modo de resumen de la experiencia.

 

San Francisco, día 1

Vuelo de 10 horas con Virgin Atlantis desde Heathrow rumbo a San Francisco International –mejor de lo que esperaba, con comida decente y ordenador de a bordo a tu disposición para distraerte con contenidos varios. No obstante estuve casi todo el tiempo leyendo The 4 hour work week.

Ya en San Francisco y una vez pasado con éxito el control de inmigración, cogimos un taxi hasta el Airbnb que teníamos reservado en Clement st. Bastante espacioso, aunque seguramente no a la altura de los ratings que vimos online. Fuimos 4 compartiendo piso, Graeme y Raj, de HiyaCar, y Ali y yo, de Liftshare.

Nos tomamos algo rápido en un bar y fuimos a cenar a un restaurante cercano que nos habían recomendado. Nos fuimos a la cama pronto, con algo de jet lag. Los vecinos de la planta de arriba tenían una fiesta interesante…

 

San Francisco, día 2

El domingo tocaba aprovecharlo con algo de turismo. Nos levantamos temprano y fuimos a desayunar a Eats; en mi caso pedí un bacon waffle, casi nada. Nuestra calle, por cierto, se había convertido en un “mercadillo” de los domingos en el que vendedores locales ofrecían frutas, panes, miel y otros productos.

Luego visitamos Lands end y dimos un paseo de casi dos horas hasta llegar al famoso Golden Gate Bridge. Al parecer es habitual que el paisaje se cubra de niebla; esta vez tuvimos suerte y el día fue soleado: California nos sonreía y ya daban ganas de extender la visita. Después fuimos al centro (algo insípido en mi opinión) para ver algunas tiendas y comer.

Golden Gate Bridge

Por la noche cenamos con Kevin Petrovic, co-fundador de Flightcar. Kevin, que ahora tiene 21 años y que creó la empresa con tan solo 17, es el emprendedor más joven en “levantar” más 20 millones de dólares. Me impresionaron su forma de hablar y la claridad con la que analizaba las entrañas del ecosistema emprendedor de Silicon Valley, sobre todo teniendo en cuenta su edad. Tras haberse apartado de la compañía por diferencias con el inversor principal, Kevin se manifestaba más bien en contra de los venture capital y cuestionaba que fueran el vehículo adecuado por construir empresas sostenibles. Sentado a su lado, me venía a la memoria la película “La red social” y pensaba que, por cada Mark Zuckerberg o Jeff Bezos, hay cientos de emprendedores en el Valley que han sido utilizados al antojo de los fondos de capital riesgo.

 

San Francisco, día 3

Empezaban las diferentes presentaciones y charlas. Por la mañana, entre otros, conocimos a Adam Draper, CEO de la incubadora Boost y, en sus propias palabras, un “4th generation venture capitalist”; dicho en otras palabras, su bisabuelo era ya un venture capitalist, hecho que demuestra el elevado grado de desarrollado de este sector en Palo Alto. Adam declaraba sin tapujos que Silicon Valley es el mejor lugar en el mundo para arrancar start-ups. (Dato a tener en cuenta para el que esté pensando en montar un equipo en San Francisco: el salario de entrada de un desarrollador junior es de unos 115.000 dólares).

El plato fuerte del día fue visitar las oficinas de Task Rabbit. Ian Arthurs, VP operations, nos contó algunos de sus desafíos más recientes –en la foto se muestra el trough of despair por el que discurrió su Net Promoter Score- y cómo han conseguido mejorar la reliability del marketplace hasta lograr un fulfil rate del 85%.

Task Rabbit

Por la noche tuvimos un meet and greet en el que conocimos a gente de Google, Glassdoor, King.com… Sin desperdicio.

Por cierto, algo que desde luego me llamó la atención es la velocidad con la que Uber opera en San Francisco. Sin exagerar, y ocurrió en un par de ocasiones, el conductor estaba en el punto de recogida solicitado en unos 10 segundos desde la reserva mediante la aplicación: increíble.

 

San Francisco, día 4

De nuevo un día sin pausa en el que, después de un primer panel sobre aspectos regulatorios relativos a la sharing economy, la principal discusión giró en torno al uso y gestión de datos; estas charlas estuvieron lideradas por Airbnb y Turo. Llama la atención que, en ambas compañías, el décimo empleado que contrataron fue un data scientist. En Turo, de los 100 empleados actuales, 9 son parte del equipo de data; Airbnb está igualmente expandiendo su departamento de data y creando una nueva plataforma para ello. El machine learning y el data driven decisions están marcando tendencia en el Valley y son conceptos imprescindibles en estos momentos.

Estas sesiones transcurrieron en la sede de Airbnb, cuyas oficinas son simplemente extraordinarias.

De entre las presentaciones de por la tarde, fue especialmente interesante conocer el modelo de Instacart (grocery a domicilio), que ha conseguido más de 275 millones de dólares de financiación.

El resto de la jornada se prolongó hasta la madrugada; de nuevo tuvimos la oportunidad de charlar con gente de GetAround, Shareable, Stuffstr, Intuit, Lyft… Me gustó mucho la visión de Elliot, ahora CTO de GetAround y en su momento el intern más joven en incorporarse a Google: tras 7 años admitía que aún les queda un mundo por hacer, pero se mostraba convencido de que lo conseguirán –2.000 coches para alquiler peer to peer en San Francisco prueban que están haciendo un gran trabajo-.

 

San Francisco, día 5

De las sesiones de mañana resaltó la de Jody Ford, VP Global Growth en eBay, en la que de nuevo se puso de manifiesto la importancia de las funciones de data science.

Por la tarde nos desplazamos a Palo Alto (a unas 40 millas del centro de San Francisco) para reunirnos con Google Waze. Aprovechamos para hacer una visita rápida por la Universidad de Stanford y poner así el broche perfecto a nuestra estancia en la ciudad.

Salado Drive, Google car

De camino al aeropuerto no pude evitar quedarme dormido en el Uber… Habíamos completado un viaje tremendamente fructífero y enriquecedor, toda una “misión”.

Deja un comentario