Waynabox: viaja a una ciudad “secreta” por 150€

equipo-Waynabox

Supe de Waynabox a través de Linkedin: alguien compartió un enlace anunciando que su equipo no paraba de crecer y que buscaban más gente. No es de extrañar: Waynabox explota un modelo de gran originalidad que ha cautivado a los consumidores, ávidos por encontrar nuevas formas de ocio y entretenimiento. La fórmula de éxito consiste en ofrecer viajes de un fin de semana desde 150 euros por persona (vuelo y hotel incluidos), con destino a una “ciudad sorpresa” que el usuario conocerá tan solo dos días antes de viajar. Por el momento, la compañía opera viajes desde Barcelona, Madrid y Málaga, rumbo a diversas ciudades europeas (Berlín, Paris o Milán, entre otras); el usuario puede descartar al menos un destino de manera gratuita, abonando cinco euros por sucesivos descartes.

Curioso por conocer la historia que llevó a la gestación de esta amazing startup, quizás con una de las propuestas más disruptivas que se han visto en el sector desde la aparición de las aerolíneas low-cost, hemos entrevistado al CEO de Waynabox, Pau Sendra.

 

1/ Me interesan mucho los orígenes. ¿Cómo surge la idea? ¿Cuáles fueron los primeros pasos para poneros en marcha y qué obstáculos encontrasteis?

Waynabox, como todo en esta vida, no tiene un origen claro. Es una suma de ideas, de experiencias y errores cometidos. La idea original nació tras hablar de nuestra experiencia realizando viajes en tren por Europa. ¿No sería mejor un interrail aéreo?

La idea siguió rondando y resurgió al realizar el MBA, donde estudiamos la viabilidad del proyecto. Decidimos apostar por el proyecto y dejamos nuestros trabajos. Partimos de un trabajo y un PowerPoint. Teníamos solo una idea (además, bastante mala), muchas ganas de trabajar y un gran equipo. Sabíamos que entrar en el programa de una aceleradora de empresas sería nuestra mejor plataforma para desarrollar el proyecto, consolidarlo y lanzarlo al mercado. ¡Y así fue!

 

2/ Fuisteis uno de los ganadores de la segunda edición de Lanzadera, la aceleradora de proyectos de Joan Roig. ¿Cómo fue esta experiencia y qué supuso para el proyecto? ¿Algún consejo a destacar por parte de Juan Roig?

El apoyo de Lanzadera fue clave para iniciar nuestra aventura. Nos aportó lo que unos chavales de 22 años necesitaban para emprender. Nos acompañó en la toma decisiones estratégicas, nos dio algunos contactos, nos apoyó en las reuniones clave con proveedores, nos cedió un espacio dónde trabajar, nos dio mentores para el proyecto y nos metió en un entorno con otros compañeros emprendedores con más experiencia que nosotros en muchos campos.

Pasamos por varias ideas, algunas buenas y algunas muy malas. Teníamos clara la necesidad: poder viajar de forma más divertida, sencilla y económica.  Cambiamos de rumbo, buscando la solución que gustase a viajeros, trabajadores, proveedores, inversores y la sociedad que nos rodea. Un día se nos ocurrió hacer una prueba. Queríamos saber cómo responderían los viajeros si no supiese dónde va hasta poco antes de viajar. Decidimos llamar a esa prueba Waynabox.

 

3/ ¿Cuáles son los números de Waynabox hasta la fecha y qué previsiones manejáis para 2016?

Waynabox superó los 2 millones de facturación el pasado mes de mayo, tan solo un año y dos meses después de su lanzamiento. Esperamos cerrar el ejercicio del 2016 con una suma de 3 millones de facturación. Este hito se unió a la celebración de los 10.000 viajeros, cifra que conseguimos a finales de abril y que no deja de crecer – ¡la estacionalidad ha hecho incrementar el número de ventas y ya estamos más cerca de los 15.000 que de los 10.000!

 

4/ El reto en el sector de las agencias turísticas parece estar en obtener márgenes suficientes o, mejor dicho, en conseguir un volumen de clientes tal que haga sostenible operar con márgenes reducidos. ¿Qué estrategias de marketing os están permitiendo alcanzar ese volumen?

Nuestra estrategia de captación se centra en dos líneas de actuación; online y offline. Hasta el momento, nos hemos enfocado principalmente en el marketing online, desarrollando distintos tipos de campañas en redes sociales para captación de nuevas audiencias y fidelización del re-target –tanto con tráfico orgánico trabajando buenos contenidos, como modulando audiencias con Facebook o Instagram Ads, por ejemplo-, así como acciones de email marketing tras la captación de leads. Paralelamente, también hemos desarrollado un plan de medios con el fin de lograr presencia offline en distintas cabeceras y publicaciones reputadas, entre otras acciones.

 

5/ Además de la aportación de Lanzadera, realizasteis una primera ronda de inversión de 250.000 euros. ¿Tenéis planificada una segunda ronda en el corto plazo? ¿Os planteáis el media for equity como una posible fórmula?

En Waynabox tenemos muy claros nuestros objetivos y crecer es uno de ellos. Por esta razón, trabajar en nuevas rondas de inversión ha sido y es uno de nuestros motores de actuación. De momento no podemos decir más, pero pronto desvelaremos una buena noticia.

 

6/ ¿Qué papel juega la tecnología en el producto de Waynabox?

Waynabox es una startup nativa digital y muy arraigada a la tecnología, y es que gracias a ella hemos podido ofrecer una aventura innovadora: un viaje que aúna tanto la experiencia offline (la vivencia del viaje) como online (compartiendo esa experiencia). El usuario reserva su viaje de forma cómoda, rápida y sencilla desde casa –o desde donde desee- a través de cualquier dispositivo con conexión a Internet. La experiencia online continúa antes de viajar con el descubrimiento del viaje dos días antes de volar, durante el propio viaje –compartiendo la experiencia en redes sociales- y después. Internet y las redes sociales son nuestro día a día y nuestras plataformas de difusión, adquisición, consolidación de la notoriedad y valor de marca y conversión.

 

7/ En apenas un año ya contáis con un equipo de 26 personas y, según vuestra página en Linkedin, continuáis creciendo. ¿Qué tipo de perfiles buscáis? ¿Piensas que la plantilla seguirá expandiéndose a este ritmo?

¡Queremos seguir creciendo! Waynabox no ha hecho más que empezar y aún tiene un largo recorrido por hacer. Cómo no, este crecimiento requerirá de más recursos tanto materiales como humanos, así que… ¿Quién sabe si en un año seremos el doble de equipo? En cualquier caso, buscamos personas emprendedoras, apasionadas y con ganas de ver crecer el que será un gran proyecto.

 

8/ En estos momentos sois un equipo joven, centrado en un público predominantemente joven. ¿Cuál es tu visión para Waynabox en el largo plazo?

Nuestro público potencial son jóvenes aventureros de entre 25 y 35 años, espontáneos y con ganas de vivir nuevas emociones. Este es el público 100% wayner, adicto a viajar y a descubrir nuevas aventuras. No obstante, y con el tiempo, hemos detectado que la fórmula Waynabox triunfa cada vez más entre familias y parejas de más de 40 años. Esto nos lleva a una bonita conclusión: el espíritu aventurero no tiene edades.

 

9/ ¿Cuál ha sido la decisión más complicada que habéis tenido que tomar desde que iniciasteis esta aventura?

La decisión más difícil probablemente es tener que escoger. El mundo está lleno de posibilidades, pero es muy importante (y difícil) atenerse a la ley de “foco, foco, foco”. La tentación es rubia y vive delante. Recientemente, por ejemplo, hemos sido seleccionados para participar en una de las aceleradoras mejor reconocidas del mundo, en San Francisco, y hemos rechazado la oferta para no desviarnos de nuestro camino.

 

10/ ¿Qué libro o película recomendarías a otros emprendedores?

Para mí es un referente el libro Start with the why, de Simon Sinek, o “La empresa más feliz del mundo”, de David Tomás.

Deja un comentario