Aprendiendo bolsa con Josef Ajram

social trading dummies

Aún recuerdo a uno de mis profesores de macro y microeconomía en la Universidad Pablo de Olavide «despotricando» sobre los chartistas; sí, unos tíos que adivinaban la bolsa usando grafiquitos. Luego nos hablaron sobre el valor fundamental de las acciones, las betas y varios conceptos teóricos de dudoso valor práctico. La bolsa, por la que siempre tuve curiosidad, no se explica en las facultades de economía.

Josef Ajram es uno de esos chartistas, tan «amados» por mi antiguo profesor, y con cuyas críticas no puedo estar de acuerdo. El análisis técnico usa la estadística y los gráficos para estimar el comportamiento de un valor, sobre la premisa de que los mercados financieros reciben la influencia de las emociones humanas. Si gente como Josef ha aplicado estas metodologías con éxito y, ahora, además, las comparten con otros, me parece perfecto.

Hace un par de años, por casualidad, cayó en mis manos el libro Bolsa para dummies, escrito por el propio Josef, en el que explica de forma muy nítida qué son la bolsa y el trading. Luego me interesé por sus cursos, pero hasta ahora no había encontrado la oportunidad de darme el regalo y poder asistir a uno de ellos, a fin de seguir profundizando y colmando esa curiosidad. La experiencia ha sido muy positiva y quería recoger aquí algunas claves.

Lo bueno:

  • Los cursos se imparten en distintas ciudades de España, como Barcelona, Madrid o Málaga. Puedes repetir el curso una vez, en la ciudad que sea. Considerando la coyuntura política, tenía ganas de ir a la Barcelona de las esteladas, las senyeras y las banderas españolas, así que allí lo realicé. Por cierto, esta incertidumbre política afecta a la bolsa: el mercado está «lateral», es decir, se mueve más bien poco.
  • El curso es impartido por el propio Josef y su equipo, traders de gran experiencia. Todos son muy cercanos y estarán a tu servicio en todo momento.
  • Te ofrecen una visión muy realista y seria de las cosas. El del trader es un oficio que requiere muchas horas y disciplina. Es más, te recomiendan una y mil veces que no empieces a operar hasta que lleves meses simulando y hasta que no hayas repetido el curso.
  • La formación se quedaría coja sin la sesión del coach Salva Fernández, que incide en los aspectos emocionales. Esto va de aplicar el método a raja tabla y fríamente.
  • Tras el curso crean un chat en Whatsapp en el que puedes seguir planteando preguntas “de por vida”. Genuinamente quieren resolver tus dudas y hacerte sentir parte de su comunidad. Qué mejor forma de adentrarse en este mundillo que hacerlo con este acompañamiento.
  • Además de seis técnicas de trading intradía (operaciones que abres y cierras en el mismo día), también explican una estrategia de inversión (cruce de medias). Esta última me resultó de gran interés, dado que permite operar a más largo plazo; el intradía, en cambio, te exige disponibilidad regular de al menos 8:30 a 11 de la mañana, las horas en las que la bolsa suele registrar mayor actividad.
  • Te «regalan» el libro Social trading para dummies y unas gafas de Where is the limit. Mola.

Lo menos bueno

  • Para sacarle el máximo partido al curso hay que hacer deberes. Recomendaría leer el libro Bolsa para dummies dos o tres veces antes de ir, tenerlo bien subrayado y con los ejemplos claros. Es una formación más práctica que teórica, y Josef deja que los alumnos pregunten hasta la saciedad, de modo que el provecho que le saques dependerá en buena medida de ti mismo y de tus compañeros.
  • El Visual chart, la herramienta de datos bursátiles, no es especialmente intuitiva para principiantes. Unas cuantas diapositivas explicando las principales funcionalidades no estarían de más.

De otro lado, algunos conceptos que me llamaron la atención son:

  • Pérdida limitada y beneficio ilimitado. La idea de definir con precisión cuánto estás dispuesto a perder en cada operación (donde fijas tu stop loss) me parece brutal y, por supuesto, con aplicación más allá de la bolsa.
  • Liquidez y rotación. La bolsa es un mercado 100% líquido. Vale, la cotización sube o baja constantemente, pero todo lo que quieras vender lo puedes vender. Imagina que pudieras vender todo el stock de tu e-commerce en un solo clic: sería impensable. Esta liquidez hace que el capital pueda rotar una y otra vez. Si un día compras acciones por 10K, las vendes, compras 10K, las vendes, y compras 10K, has movido 30K con un capital inicial de 10k.
  • Social trading. En plataformas como Ayondo puedes ver las operaciones de otros traders y vincular tu cartera a estos, de manera automática y transparente. Me parece una opción interesante para quienes no quieran o no puedan operar por su cuenta, y que tampoco quieran confiar sus fondos a un gestor o banco (opacos por naturaleza).

Creo que es una formación para todos los públicos. Los mercados son demasiado importantes en nuestra economía como para desconocerlos. Entre los compañeros de curso había desde curiosos como yo que quieren saber más y que no se fían de darle sus ahorros al banco o a una sociedad de inversión, a personas que tienen claro que quieren desarrollar una carrera como traders profesionales. Si te interesa la bolsa española, es una oportunidad de aprendizaje que recomiendo al 100%.

Desde aquí mando un fuerte abrazo a Josef y a todo su equipo (Jordi, Eli, Carlos, Aniol, etc.), así como a todos los compañeros con los que compartí esta experiencia.

curso bolsa Josef Ajram

Deja un comentario