El club de los unicornios

El término “unicornio” aplicado al mundo startup fue acuñado por Aileen Lee, fundadora de Cowboy Ventures, en un artículo publicado en TechCrunch titulado Welcome To The Unicorn Club: Learning from Billion-Dollar Startups. El unicornio alude a empresas con una valoración superior a mil millones de dólares, ya sea en bolsa o como resultado de las rondas efectuadas por inversores privados. También se habla de super-unicornios (con una valoración igual o superior a cien mil millones de dólares) y deca-cornios (diez mil millones de dólares).

unicornio

Según el último análisis publicado por la propia Aillen Lee (2015), en Estados Unidos pueden identificarse hasta 84 unicornios nacidos en la década 2005-2015, que representan tan solo el 0.14% del total de las startups tecnológicas creadas en el mismo periodo en Estados Unidos (unas 60.000). Es decir, los unicornios son tales por su extrema rareza. En promedio, 8 nuevos unicornios surgieron cada año en la citada década.

Algunas de las conclusiones más interesantes del estudio de Lee son las siguientes:

  • Las empresas orientadas a mercados de consumo acaparan la mayor parte de la inversión en capital riesgo y el 70% de la valoración agregada de todos los unicornios.
  • Los unicornios se agrupan en cinco categorías: e-commerce companies (empresas en las que los consumidores pagan por un producto o servicio vía web o móvil); audience companies (cuando el producto es gratis para los consumidores y los ingresos proceden de publicidad o generación de leads); enterprise software companies (clientes-empresas pagan por un determinado software o hardware); SaaS companies (servicio de software “en la nube”, habitualmente con modelos freemium y de suscripción mensual); empresas de electrónica de consumo o Internet de las cosas (el consumidor paga por un producto físico).
  • En los supuestos de exit, ya sea por adquisición o salida a bolsa, éste tardó en producirse un promedio de 6.7 años. Es una maratón, no un sprint.
  • La edad media de los fundadores de estos unicornios era de 34 años.
  • La mayoría de los unicornios (86%) tienen varios fundadores, 2.6 en promedio.
  • El 85% de los co-fundadores habían trabajado juntos con anterioridad, o habían sido compañeros en la universidad o en el colegio.
  • El 76% de los unicornios tienen fundadores que ya habían emprendido otras startups con anterioridad.
  • El 90% de las empresas contaron con un co-fundadores de perfil técnico.
  • En al menos la mitad de los casos, el equipo fundador tiene entre sus filas a graduados de las diez mejores universidades de Estados Unidos, en particular Stanford y Harvard (si bien en el 19% de las empresas algún co-fundador dejó la universidad).
  • El 74% de los unicornios siguen siendo liderados por el CEO y co-fundador; tan solo dos cuentan con un CEO mujer.
  • El 50% de las empresas tienen al menos a un co-fundador nacido fuera de Estados Unidos.
  • Los grandes pivotes son los menos: el 83% de las startups continúan trabajando en su producto y visión originales.
  • San Francisco es la cuna del 67% de los unicornios, seguida por Nueva York, L.A., Boston, Austin y Seattle.
  • Llama la atención la proliferación de los “unicornios de papel”, esto es, de startups que, como private companies, no tienen obligación de publicar su información financiera.

Uber es el unicornio con mayor valoración de entre los surgidos desde 2005; su valor es de 62 billones de dólares y todo apunta a que podría convertirse en el super-unicornio de su generación en caso de una hipotética IPO. Le siguen otros como Airbnb y Snapchat. (Puedes ver las clasificaciones según valoración de TechCrunch, Fortune y CBInsights).

 

Los unicornios en Europa

En Europa, haciéndose eco del artículo de Aileen Lee, estudios como el realizado por GP Bullhound en 2015 y 2016 arrojan conclusiones similares sobre 47 unicornios europeos en el ámbito tecnológico, entre otras:

  • Por países, Reino Unido encabeza la lista, con 18, seguido por Suecia, con 7 (¿afectará el Brexit a la configuración del mapa de unicornios en Europa?).
  • La mayoría de los unicornios fueron fundados por emprendedores experimentados, con una media de edad de 35 años. En el 87% de los casos, al menos uno de los fundadores continúa en la dirección de la compañía.
  • Cuando llega, el exit tarda un promedio de 8 años.

Por su parte, Liz Fleming, VP International de South Summit, apunta que, si bien Europa ha generado un menor número de unicornios que Estados Unidos, la inversión de fondos de capital riesgo europeos ha sido el doble de eficiente: por cada 1.700 millones de dólares invertidos en Estados Unidos desde 2010 se ha generado un unicornio, mientras que en Europa se han requerido 741 millones de dólares por unicornio. Asimismo, de acuerdo con el mencionado informe de GP Bullhound (2016), los unicornios europeos generan ingresos promedios superiores a los norteamericanos ($315 millones en Europa por $129 millones en Estados Unidos); no obstante, un 40% de los unicornios europeos aún se encuentran en pérdidas.

El reto para Europa, además del cuantitativo en tanto a la creación de más unicornios, se encuentra en el aumento de la valoración de los existentes, puesto que ninguno supera los diez mil millones de dólares. Puede que la sueca Spotify, cuya valoración asciende a 8.5 mill millones de dólares, se convierta en el primer unicornio europeo en llegar a esta marca.

En todo caso, a nivel mundial, la aparición de unicornios se ha disparado en los últimos años, como muestra el siguiente gráfico, creado por CBInsights.

club-unicornios

La situación en España

España, por el momento, carece de unicornios. Sin embargo, empresas como Wallapop (anuncios clasificados), Scytl (gestión electoral y voto por Internet), Alien Vault (seguridad digital) o Cabify (taxi app) han recibido más de cien millones de dólares de inversión hasta la fecha, circunstancia que las sitúa como candidatas a unirse al club de unicornios europeos. Igualmente, exits recientes como el de Privalia, vendida a Vente Privee por 500 millones de euros, indican que el nacimiento del primer unicornio español bien puede producirse en los próximos dos o tres años, como ha señalado Liz Fleming.

Deja un comentario